El legado de Birdhouse

el-legado-de-birdhouse

A Tony Hawk lo invitan a la tele, es millonario gracias a los videojuegos y lo catalogan de vendido en los valientes comentarios de Internet. Sí, ha llevado al skate a lo masivo, lo ha acercado hacia quienes muchos no quieren que se acerque, pero eso es sólo una parte. Cuando le preguntaron a Andrew Reynolds cómo hizo para llevar adelante Baker, una gran marca «core» de la industria, y cómo lo hace hoy, respondió que «Tony Hawk es mi modelo a seguir. Trato de pensar en lo que Tony hacía por nosotros cuando éramos chicos. Pagaba todo, nos llevaba a comer, hacía cosas buenas por la gente del team. Siempre ha sido buena persona, por lo que trato de hacer lo mismo que él». La época a la que Reynolds se refiere es a sus años en Birdhouse, y más allá de la polarización que pueda generar su dueño, aquí nos enfocamos en lo que creó bajo sus pies, en todo lo que influyó e influye hasta hoy la jaula de pájaros.

el-legado-de-birdhouse3

Luego de convertirse en pro cuando todavía parecía una niña rubia, y de ser mega estrella en Powell Peralta en los 80, a Tony Hawk le pegó fuerte el bajón de popularidad del vert y del skate en general. A comienzos de los 90 se había ido la parafernalia, la plata y la cosa se puso underground, a tal punto que editó videos en Tum Yeto para llegar a fin de mes, porque aunque no lo creas, no siempre fue millonario. Sí, el skate es cíclico y pronto podría bajar su popularidad y ahí se ven los que están por moda o plata, y los que saben que para ellos no hay otra cosa que la patineta. En 1992 dejó Powell Peralta y fundó Birdhouse Project (nombre original). Luego de unos años el skate agarró vuelo de nuevo, llegaron los X Games y las cosas empezaron a tirar para arriba.

el-legado-de-birdhouse2

 

Birdhouse se ha destacado por tener buen ojo para los riders. Por sus filas han pasado personajes como Jeremy Klein, el nerd original skate; Andrew Reynolds, elegido SOTY en esos años; Heath Kirchart, uno que se retiró hace un tiempo y que sacó lágrimas en sus groupies; Willy santos, ¿se acuerdan de los videos en que enseñaba a hacer trucos?; Jim Greco, a quien echaron por portarse mal; Steve Berra, ¿les suena The Berrics?; y varios cabros más jóvenes que están dejando la escoba hoy, como Jaws, Riley Hawk (será el hijo, pero Baker se lo llevó por algo), Jon Dickson, Justin Figueroa, Ben Raybourn y la lista sigue.

El-legado-de-birdhouse

 

Birdhouse también acogió a Hook Ups Skateboards, ambas bajo la distribución de Blitz. Con la mente de Jeremy Klein detrás, le dio con todo a su fetiche por la animación japonesa y agarró un nicho inexplorado con los dibujos animé de mujeres en colaless, con pechos y traseros grande y en poses cachondas. Una buena manera de llegar a los lujuriosos niños que hay arriba del skate y que no tenían Internet para satisfacer su curiosidad en esa época. La marca sigue vigente hoy.

 

El-legado-de-birdhouse4

En cuanto a videos, imborrable es el The End, filmado en formato de película y con «actuaciones» y efectos especiales memorables en una época en que los videos eran más artesanales y callejeros, siendo antecedente a las mega producciones de Girl Skateboards. Amado y odiado por muchos, se atrevió a hacer algo diferente en una industria que tiene un magister en criticar y tirar para abajo.

Hoy Birdhouse sigue firme, su dueño sigue sacando videos de skate y lo siguen invitando a lugares como la Casa Blanca, mientras que el el team ganó el último King Of the Road de Thrasher, por segundo año consecutivo. Cuando está de moda que marcas desaparezcan, bueno que una que ha dado tanto, aunque a algunos les guste su dueño o no, siga firme.