Toy Machine: Compañía Chupasangre

Toy-Machine--Compañía-Chupasangre-portada-patineta

«Soy un tonto que maneja una marca de skate y no lo hago muy bien, porque siempre estoy patinando o tomando fotos en vez de trabajar», dice Ed Templeton en la web de Toy Machine. Sí, su marca siempre ha sido rara. Las gráficas, las publicidades, los videos y las caricaturas encajan con el tipo de personas que atrae el skate, o atraía: los raros, desadaptados y rechazados que no encajan en otras actividades con reglas o juego en equipo. Su estética e identidad se pueden ver como un eco de la vida de Templeton, conscientemente o no: infancia pobre, un padre abusivo que lo abandonó y una madre que a raíz de una deficiencia mental no se pudo hacer completamente cargo de él, por lo que sus abuelos tomaron la batuta. Sí, Toy Machine es eso y más. Se ha derrumbado y armado una y otra vez, para hoy ser una de las marcas que a algunos recuerdan cómo era el skate originalmente, o como a muchos les gustaría que fuera hoy. Es tal el arraigo, que instauró una tendencia con sus caricaturas y logos tatuados en personas de todo el mundo.

Toy-Machine

Luego de convertirse en pro el 90′, Ed Templeton quedó sin auspiciadores ni ingresos luego de que Mike Vallely simplemente lo echara y se quedara con su plata de la marca que habían creado juntos, TV Skateboards. ¿Qué hizo? Creó la propia: Toy Machine, mezclando el skate con su arte y sus propios diseños. Fue en 1993 y un año después fue acogido por Tum Yeto (Foundation Skateboards). La cosa empezó como se debe, sin orden, sin plan, simplemente patinando. El primer video Live (1994), no tenía orden, pero sí todos los efectos chantas que permitían los computadores de la época. Aparecía el team, amigos y cualquier otro que fácilmente entraba a correr por la marca.

Toy-Machine1

Toy Machine agarró vuelo cuando acogió a Jamie Thomas. Con visión y voz, metió mano en en el team y los videos. Ed Templeton le dio chipe libre porque ,según él, era muy flojo para andar haciendo esas cosas. Y su mano se vio en uno de los mejores videos de skate que se han hecho, el Welcome To Hell (opinión subjetiva, pero qué importa). Y ese video lo hizo Thomas, porque el jefe simplemente salió de su camino para no molestar.

En un momento Toy Machine tenía en su team a Jamie Thomas, Chad Muska, Bam Margera, Kerry Getz, Mike Maldonado, Brian Summer, Elissa Steamer, y otros. Pero todos se fueron y quedó en nada. Algo así sería el fin para cualquier marca, pero Templeton de a poco se rearmo, aún cuando rechazó a un joven skater llamado Chris Cole. Actualmente Toy Machine tiene en sus filas a Leo Romero (SOTY 2010), Collin Provost, Matt Bennet, Josh Harmony, Jeremy Leabres y más. Y hasta hace algunos años contaba con nuestro hermano sudaca Diego Bucchieri. Todos están ahí, o han estado, porque quieren, ya que Ed Templeton ha dicho que no es niñera de nadie y no anda detrás de los riders exigiendo material o que patinen. Esa parte la hacen ellos sólo por respaldar a la marca. Leo Romero pudo haber ido a cualquier lugar luego de dejar Baker, pero decidió Toy Machine. Pocos pueden motivar a los riders así, sobretodo en una época donde las marcas se ven superadas por riders megaestrellas (P Rod con Plan B, Zero con Chris Cole).

Toy-Machine2

Quizás la razón de por qué se ha mantenido tanto tiempo vigente, tanto Templeton como Toy Machine, a pesar de que no pueda explicárselo, sea la visión que tiene del skate: «La idea que me atrajo al skate sigue siendo relevante para mí hoy. Con todos los cambios a lo largo de los años, siempre he mantenido que lo único falso, vergonzoso, poco real del skate, es la industria. Puede ver todos los cambios, las tendencias, los videos, los x games o lo que sea y pensar que el skate es diferente, pero eso no es el skate para nada. El skate todavía es simplemente skate. Ver a gente con habilidades ridículas, y la forma en que se aproximan a los trucos y cómo lo hacen todavía es hermoso. Alguien como Silas Baxter Neal, con los trucos que elige y lo que hace. Leo Romero, cómo se aproxima, es como un masoquista, es casi como si le gustara sacarse la mierda. Y eso se traspasa a la persona, y puedes conectar con eso como un fan, como observador. Y es tan diferente a Silas o Heath Kirchart o Andrew Reynolds. Todos son tan formidablemente únicos a su manera».

Toy-Machine10

Toy Machine Welcome to Hell
[youtube]rUJV36rVbcE[/youtube]

Toy Machine Jump Off a Building
[youtube]735_lQrtgSQ[/youtube]