El camino del skate a las Olimpiadas

portada-skate-y-olimpiadas
Foto: The Berrics

La inclusión del skate en las Olimpiadas de Tokio 2020 pegó fuerte. Bueno para algunos, triste para otros, suena y es raro. ¿Cómo hace el skate, engendrado en la rebeldía y los desadaptados, para llegar al mayor evento deportivo del mundo? Si bien las Olimpiadas están inmersas en la mística de la pureza deportiva, el camino no siempre es tan bonito y el skate así lo comprobó. Además, hasta el momento no pasa de ser solo un anuncio, ya que habrá que ver cómo se maneja la patineta en un mundo de reglas, tradiciones, horarios y castigos, como lo es el negocio de las Olimpiadas.

skate-olimpiadas3
En un salón tipo ONU, con olor a trajes de sastre, se votó a favor del skate para Tokio 2020

El deporte puede ser puro y mágico, pero a nivel olímpico se se sostiene por cómo se transmite, publicita y comercializa. Las audiencias y el rating. Ante el desinterés del público joven, hace algunos años apareció el skate en el horizonte con su actual popularidad, masividad, campeonatos televisados y logos de grandes marcas deportivas. Ahí comenzó el lobby.

Pasar del papel a la práctica en algo tan «solemne» como las Olimpiadas cuesta. ¿Quién se hace cargo de la guagua? Cualquier disciplina olímpica tiene una federación que se encarga de aplicarla y no arruinar todo. En un hecho raro, y chistoso, la representante oficial del skate durante los años previos de reuniones y negociaciones con el Comité Olímpico Internacional (COI)fue la Federación Internacional de Deportes de Ruedas (Roller Sports, FIRS), única reconocida por el COI. Por la ventana, la Federación Internacional de Skateboarding (ISF) y la Federación Mundial de Skateboarding (WSF) enojadas y enfrentadas, a tal punto que hace unos días la WSF demandó a sus «colegas» de la ISF por no aplicar controles de doping en competencias ante el cuco de que los cabros locos no los pasen, además de supuestos favores del presidente de la ISF (Gary Ream, dueño de los complejos Woodward) a un miembro del COI para así adjudicarse la representación del skate en el evento.

skate-olimpiadas2
Foto: bripod17
No en todos cayó bien la noticia del skate en las Olimpiadas. Porque si va a llegar a un evento como ese, sería hasta fome que no haya un poco de drama.


Finalmente, y con la furia de la WSF, el asunto quedará en las manos de una comisión compuesta por la ISF y la federación de rollers quienes aplicarán la magia del skate al formato olímpico, y quienes se ecargarán de que se vea bien. Si uno mira la muy oficial página web de la ISF, se ven nnombres como Tony Hawk, Eric Koston, Jim Thiebaud, bob burnquist, entre otros. Además, hace unos años se asoció con Street League con el objetivo de llegar a Tokio, lo que ya te da una idea de cómo puede ser la competencia en versión olímpica. Habrá que ver si será posible asistir a las Olimpiadas bajo las influencias del ácido.

Respecto al evento en sí, pensando que faltan 4 años, la noticia de la inclusión del skate también estableció que serán 40 representantes hombres y 40 mujeres tanto en park como en street, esta última desarrollada en espacios urbanos. Además, a futuro dependerá de cada país sede incluir o no al skate, por lo que Tokioo vendría a ser un tipo de audición. Sin embargo, cuando uno escucha skate y Olimpiadas, inmediatamente, o muy luego, te viene a la mente el doping. Aquí no pensando en hacer trampa con pastillas para rendir mejor o cosas así, sino en la marihuana. ¿Se aguantarán un tiempo en busca de alcanzar la gloria olímpica?

Para los que lloran y advierten los peligros de la comercialización y masificación del skate por las Olimpiadas, ese barco ya zarpó hace rato. Primera que nada, el skate se basa en el comercio, en comprar, vender y así hacer girar la rueda de nuevas marcas, videos y zapatillas. Si la economía va bien, o relativamente bien, el skate vende más, y eso sucede así desde los 70′, con altos y bajos; y en todos los altos se han metido agentes externos representándolo a su manera. Ya está en las Olimpiadas, y ya se le dice «deporte olímpico», ya tienes comerciales de marcas que utilizan el skate de manera ridícula, un mar de marcas ajenas metidas y más. Lo que muchos temen ya pasó. Puede estar en la Olimpiadas y hasta en publicidades de mall, pero mantener lo que te gusta del skate, sea lo que sea, depende de ti, de lo que haces y de cómo te mueves con el skate bajo los pies, a la importancia que le das a cada matiz que tiene el skate. Porque aunque no lo creas, tú decides qué es la patineta para ti, y una Olimpiada o una bebida energética no pueden cambiar eso.